Club Ciclo-Gastronómico SANCHO PANZA
Páginas visitadas: | Contacto Contacto | RSS |   
Volver a inicio
 
 

TALAJARA 2014

  • Galería | Perfil | Mapa | Tracks

    • No hay galería para esta ruta
      No hay perfil para esta ruta
      No hay mapa para esta ruta
      No hay tracks para esta ruta

    28/09/2014

    Datos de la Ruta

    Distancia: 99,99 km
    Duración: 99h 99m
    Vel. Media: 99,99 km/h
    Vel. Máxima: 99,99 km/h
    Desnivel acumulado: 9999 m positivos

    Asistencia:

    Bermejo, Raúl y Crespillo

    Narración

    Churros NO había, pero Chocolate...

    Talajara 2014

    Pues aquí estábamos en la salida de la Talajara dos sanchos Raúl y yo, el equipo "RA", además del cuñado de José Luis, Carlos, como Sancho honorífico, mirando al cielo y preguntándonos cuanto nos mojaríamos, porque mojarse iba a ser seguro con lo que había caído durante la semana y sobre todo la noche anterior, sabíamos que iba a haber barro y charcos, ¡no sabíamos cuanto! Además nos preguntábamos dónde estaría Bermejo, en un documento gráfico posterior, resulto estar en primer fila, ¡qué maquinón el supertiempazo que hizo en meta! Además Raúl decía que no había podido tomar churros con chocolate..

    Y lo mejor de todo estábamos aquí porque uno nos había liado y encima luego ni se apuntó.
    Dan la salida y salimos rápido por las calles de Talavera y antes de llegar al camino vemos al primero con la cadena rota, mala suerte. Pisar tierra y pisar barro, un barro color chocolate que hacia patinar la bici, pero que por suerte no era pegajoso, sino sería imposible haber acabado.
    Los primeros 20 Kms fueron una sucesión de llaneo rápido a través de chocolate almacena do en el camino en diferentes dosis. Algunos esquivaban los charcos otros simplemente atravesábamos, incluso una vez uno se me quejó de salpicarlo.

    Cuando estábamos llegando al primer avituallamiento empezó a jarrear en toda regla, había quién se paraba a ponerse el chubasquero, otros lo llevaban de salida, yo lo dejé en el coche y nos acordamos del dueño del hostal que decía no iba a llover nada.

    Íbamos lo tres bastantes juntos hasta una paradinha para descargar líquidos tanto de Raúl como de Carlos, yo tiré con idea de juntarnos en el siguiente avituallamiento, KM38, rodé un rato siguiendo la rueda de un talajareño que iba fuerte pero viendo que me sacaba de punto decidí continuar a mi ritmo, la tuta por la vía de Jara es una pista que sin parar de ascender suavemente se hace rápida y viendo un bonito paisaje aunque fuera en un día tan gris. Ya en avituallamiento nos juntamos de nuevo con la intención de rodar con un grupo para hacerla más cómodos con el primer grupo enganchamos Raúl y yo, pasado unos kilómetros decidimos buscar ritmo más cómodo no así Carlos, lo que creo que pagó en la parte más dura de la ruta.

    Atravesábamos los túneles del antiguo tren y algunos daban algo de respeto por la falta de luz, de hecho en uno de los más largos me quedé descolgado por bajar el ritmo por ese motivo. Después intené pillar al grupo de Raúl, pero no llegué hacerlo hasta el avituallamiento dónde dejábamos la vía de la Jara además notaba algo raro en la bici, en la subida corta por carretera hubo que parar, había pinchado, el antipinchazos hizo su trabajo pero que inflar la rueda. Una bajadita rápida por carretera y llegamos al tramo más duro. Una subida más larga con pizarra en el suelo, se hoy crujir de cadenas y saltar cambios, entre ellos hasta que ¡zas! Cadena rota, poco falto para caerme al suelo al pedalear en vacio, Carlos iba junto a mí me ayudo a reparar y le dejo aceite a otro ciclista necesitado, total 25 minutos de parón, arrancamos de nuevo todavía una parte durilla, luego una zona de falso llano y nueva subida esta vez más larga pero algo más tendida menos la primera rampa y ya veo ciclistas que se bajan sin ni siquiera intentarlo y era totalmente adsequible y lo digo yo que no soy el mejor escalador del mundo.

    Carlos se queda un poco descolgado y voy adelantando ciclistas al vez que algunos me adelantan a mí, el terreno empapado hace que cueste más mover la bici, bajada y avituallamiento en Buenasbodas y allí me esperaba Raúl preocupado por la tardanza, me había llamado justo antes, desde allí empezaba la subida más dura de toda ruta que empezaba con una rampa de hormigón y continuaba con sendero algo roto arcilloso y con piedras, a lo lejos veíamos a muchos que lo hacían a patita. Cuando llegamos a la altura de Carlos que no paró en el avituallamiento el iba a pie y en ese momento Raúl y yo también pusimos en el pie a tierra, sobre todo porque había personas en la trazada buena. A partir de aquí Raúl me saca ventaja a pie, es lo que tiene no llevar automáticos y cuando llegamos arriba Carlos y yo, directamente me tiro para abajo, pero veo que él no viene, ya no le volvería a ver hasta el final de la ruta.
    Después de una bajada corta viene una subida larga por pista y en la parte final me amenazan los calambres en la pierna izquierda, así bajo un poco el ritmo, vuelta a bajar y veo que viene una gran trozo de llano y algo de viento de cara donde el camino provoca mucha vibraciones en los brazos, voy sólo pero así y todo en el llano voy adelantando más ciclistas de los que me adelantan a mí, hasta que me pilla un grupo y consigo engancharme a rueda, entramos en una pista totalmente embarrada con charcos grandes de nuevo, a veces la bici iba para donde le daba la gana, incluso había charcos donde se podría, en concreto veo uno en que la gente mete la rueda hasta el eje y es de los pocos que prefiero esquivar andando. Llegamos al punto donde se unen la dos y carreras y ¡tapón! Nadie entendía muy bien porque al final resultó que la parte de final de la bajada era complicada, por el estado del terreno, tardamos unos 35-40 minutos en bajarla andando, aquí de nuevo me encontré a Raúl esperando.

    Una vez retomado la marcha pedaleando empezamos un senderito con bruscos cambios de pendiente camino de Alcaudete donde nos esperaban las migas, en esto repechitos de nuevo me amenazaron los calambres y Raúl empezó a detectar que algo iba mal en su pedalier.
    Las migas muy bien, no tanto la limonada, que no era más que agua con unas gotas de Don Simón. Paramos una media hora esperando sobre todo a Carlos, incluso llamada telefónica, pero nada así que tiramos hasta el puesto técnico donde engrasamos y revisaron la bici de Raúl y le dijeron que tirará como pudiera. Por lo que decidimos ir cada uno a su ritmo hasta meta quedaban unos 20 kms.

    Después de dos salidas de cadena, empecé a encontrarme a gusto en un terreno rompepiernas pero que picaba más hacia abajo, eso sí había una sinfonía de ruidos de cadena, cambios que saltaban, las maquinas iban muy tocadas por el barro, la última parte llana se me hizo un poco larga por el poco viento de cara y por los kilómetros recorridos pero por fin llegué a meta, un par de minutos después llegaron Carlos y Raúl.

    En cuanto a la organización es recorrido es bonito, hecho para rodadores y los avituallamientos más que suficientes, como pegas que no hubiera duchas en metas, los pocos puestos para lavar tanta bici y que la unión de los dos recorridos se haga en un punto un tanto comprometido, pero muy posiblemente repetiré otro año.