Club Ciclo-Gastronómico SANCHO PANZA
Páginas visitadas: | Contacto Contacto | RSS |   
Volver a inicio
 
 

Irún - Zarautz

  • 27/03/2010

    Datos de la Ruta

    Distancia: 56,2 km
    Duración: 4h 32m
    Vel. Media: 12,2 km/h
    Desnivel acumulado: 1176 m positivos

    Asistencia:

    Nando, Pedro, Roberto, Tony, Pablo, Gabi, Julio, Julián, Alfonsus, Mauri, Alfonso y Mariano

    Narración

    Irún

    Mañana del sábado 27 de marzo de 2010. Se comienzan a oír voces, la gente empieza a despertar. La primera etapa está ya aquí, hay ganas por inaugurar el Camino de este año. Con lo que me ha costado conseguir apuntarme a esta edición del Camino!!!!!!!

    Se comentan los ronquidos de la noche, que si Julián tardó 3 segundos en quedarse dormido el viernes (déficit crónico de sueño + barra libre de sidra = sueño instantáneo y profundo). Y como tema estrella la cena del día anterior en Astigarraga: veníamos con ganas y le pegamos bien a la sidra y al chuletón, como buenos SanchoPanzas. Eso si, a algunos se nos fue de las manos la ingesta del jugo de manzana y eso se nota recién levantados.

    Mientras unos cuantos vamos desayunando y preparándonos para la etapa, otros 4 van al aeropuerto a devolver los coches de alquiler. Una vez que todos estamos fuera del albergue, empiezan los ajustes de las bicis y las alforjas: eso lleva un tiempo, somos muchos y que todo esté en orden lleva un tiempo. Además, inexplicablemente aparecen ramas de bambú en la bici de Alfonsus, algún espíritu vasco burlón está haciendo de las suyas Smile.

    albergue de Irún

    De repente Rober aparece con su bici, a la que ha colocado en la parte de atrás un extraño artilugio. Dice que es el soporte de la sillita de su hija y que lo utiliza para llevar un chubasquero y algo más. Todos le miramos con incredulidad, yo estoy convencido de que es un difusor para poder descender de una vez en condiciones.

    el artilugio...

    Al fin nos ponemos en marcha, son más de las 10 pero ya vamos de camino por las calles de Irún. Cuando no llevamos ni 2 kilómetros, tenemos la primera sorpresa: para coger rápido el Camino de Santiago tenemos que subir unas escaleras bien largas con la bici al hombro!!!!!!! Empezamos bien, pienso que esto es un augurio de lo que nos espera en estos 4 días...

    a subir escaleras

    Monte Jaizkibel

    Salimos de Irún y nos encontramos de frente la primera ascensión del camino: el monte Jaizkibel. Circulamos por unas pasarelas de madera sobre un riachuelo, llegamos a una zona donde no se puede pasar sobre la bici. Sin embargo, Nando y Mauri deciden que tienen técnica suficiente para pasar: Nando pasa con torería pero Mauri patina y se va hace el río que está repleto de juncos. Por un pelo no se pega un chapuzón!!!!

    a por los juncos

    Primera incidencia del camino, después del cachondeo de rigor continuamos la marcha. Poco más adelante empieza la subida. En una bifurcación los primeros se equivocan y tienen que dar marcha atrás. No paramos, estamos todos juntos pero en fila afrontando la primera subida del Camino 2010.

    Algo extraña pasa, Julián va el primero encabezando la subida. ¡Qué ha pasado, se ha estado entrenando a escondidas como Tony y ahora destapa sus cartas! Metros más adelante las cosas se ponen en su sitio, el Juli echa pie a tierra y le pasan los más fuertes.

    Continuamos la ascensión, es dura de pelotas, joder. Hay que hacerla por un camino más bien estrecho, con una pendiente considerable, con raíces que cruzan el camino y con láminas de piedra que hacen resbalar las ruedas. Gran parte del grupo sube andando, el peso de las alforjas se nota. Empiezo a pensar que este tramo no está pensado para pasarlo en bici........

    Llegamos a lo alto de la primera subida, donde se encuentra la ermita de Guadalupe. Las vistas son guapísimas, empieza la ronda de fotos. Ermita de Guadalupe

    Allí Rober y Nando hacen migas con un ciclista vasco. Comentan con él la parte del Camino por la Costa que vamos a hacer y Rober se interesa por la forma de volver a Irún más adelante. Como todos sabemos, no tiene lo que hay que tener para hacer todo el camino completo y con alforjas.

    Tras reagruparnos y recuperar el aliento, pretendemos reanudar la marcha. En ese momento Alfonsus se da cuenta de que ha perdido el bolsillo extra de la alforja donde guarda la pasta. Sale echando leches hacia la cuesta para ver si lo encuentra. Menos mal que solo hemos comprado uno de esos bolsillos, además de tener poca capacidad ha quedado demostrado que se corre el riesgo de que se desprenda si no lo enganchas bien.

    Alfonsus vuelve con el bolsillo, viene con la lengua fuera de subir de nuevo a toda leche parte de la cuesta anterior. En fin, reemprendemos la marcha y se une a nosotros durante unos kilómetros el euskociclista. La travesía continúa por lo alto de la montaña bordeándola, por una pista subi-baja. El camino es más ancho que el de subida pero está repleto de losetas y piedras que se cruzan sobre nuestra marcha.

    Las vistas desde arriba son espectaculares, se divisa Hondarribia, Irún y Hendaya. Y por supuesto la costa y las playas de la zona, guapísimo.

    vistas

    Tras un rato de falso llano, comienza una zona de ligera bajada. En este momento, empiezo a darle candela para pasarlo bien y compensar el sufrimiento de la primera cuesta. Y todo sea dicho, para poner a prueba el difusor de Rober.

    Voy adelantando ciclistas, llego a la altura de Nando y cuando vamos a por Tony (que lidera la bajada) vemos como se le desprende el trasportín y empieza a arrastrar las flamantes nuevas alforjas. Tony no se percata, Nando y yo empezamos a vocearle. Poco después se da cuenta y para.

    primera avería

    La sujeción que ha puesto entre el trasportín y su cuadro de doble suspensión ha partido. Y encima las alforjas se han rajado un poco, me parece que desde este momento dejan de ser impermeables Yell. Lo del transportín se arregla en un momento, tiramos de bridas y palante. Las enseñanzas de caminos anteriores nos vienen cojonudas: con las bridas se puede arreglar casi todo.

    VIVA por las bridas

    En fin, después de esta nueva incidencia (ya van 3 en unos 15 kilómetros, junto con la salida de pista de Mauri y el salto al vacío del bolsillo de Alfonsus) continuamos. Llegamos al final de la pista, para llegar hasta Pasajes hay que utilizar una carretera.

    Puerto de Pasajes

    Bajamos hasta Pasajes, que se encuentra a apenas 1 kilómetro. Es un pueblo costero típico vasco, muy bonito. Pasajes de San Juan

    En este punto llega el toque pintoresco del camino 2010: cruzar en barca la ría!!!!!! Es un viaje de apenas 2 minutos, pero se hace divertido. Tenemos que pasar en 4 grupos, la barca no es enorme. Somos la expectación del puerto, no debe ser habitual que 12 tíos en bici crucen la ría.

    viaje en barco...jugandose un chapuzón

    barco de playmobil

    Una vez en el otro lado, intentamos reagruparnos. Julio se ha adelantado, está tomándose uno de los varios cafés que su organismo necesita al día. En el bar donde se encuentra Julio nos reunimos de nuevo, pero somos solo 10: Rober y Mariano se han ido a visitar a una prima de éste último que viven por San Sebastián.

    Reemprendemos la marcha, no queda demasiado para llegar a San Sebastián. De camino, nos topamos con el restaurante de José Mari Arzak, Nando no resiste la tentación de parar a mirar la carta. Mira los precios y se lleva las manos a la cabeza, piden como 70 eurazos por plato!!!!

    San Sebastián

    Poco después hacemos una entrada triunfal en Donosti, 10 SanchoPanzas tocando sus winnies..... y saltándose los semáforos. Vamos directos a la playa de Gros y nos tiramos las fotos de rigor. Estamos bastante contentos, hemos llegado a la primera ciudad de nuestra edición 2010 del Camino.

    Playa de Gros

    Continuamos por el paseo, la ciudad está llena de turistas y la grupeta de SanchoPanzas supone un atractivo extra de la ciudad. Vamos con tranquilidad, con paradas esporádicas. En una de ellas, al Juli no le da tiempo a sacar los pies de los putos automáticos y se va directo al suelo. Joder, qué vergüenza, en medio de la ciudad llena de gente.

    Pero un SanchoPanza se sobrepone a todas las dificultades, así que a levantarse y a salir pitando (con la cabeza agachada, el honor se quedó en el suelo). Después de dar varias vueltas por el paseo y fuera de él (una señora nos increpa por ir circulando fuera del carril bici, aquí son bastante respetuosos) nos vamos al casco viejo a realizar el avituallamiento.

    Acabamos en un bar llamado "La mejillonera", recomendación que le han hecho a Tony y que desde luego fue un acierto. Raciones a 3 €, probamos mejillones preparados de varias maneras regados con sus correspondientes cervezas.

    la mejillonera

    Volvemos a ponernos en marcha, continuamos por el paseo marítimo en la playa de la Concha, en dirección al peine de los vientos de Chillida. Otra tanda de fotos, algunos aprovechamos para refrescarnos con la brisa que se formaba cuando las olas rompían contra el paseo. sorteando el chapuzón

    Por fin nos reencontramos con Mariano y Rober, regresan de su visita familiar. Decidimos no comer en Donosti (meternos un homenaje nada más empezar el Camino trastocaría nuestro presupuesto y nuestro plan de carrera), así que continuamos y comeremos más adelante.

    Monte Igeldo

    Salimos de San Sebastián y toca subir el monte Igeldo. En este momento Julián vuelve a liderar el inicio de la subida, pero como es previsible a los pocos metros empiezan a pasarle: Tony, Nando, Mariano..... y Pedro. Madre mía, qué gemelos hercúleos tiene Pedro, está hecho un toro. Y con ese chubasquero rosa de los 80, qué guapo es!!!!!

    Coronamos el monte Igeldo y ponemos rumbo a Venta de Orio. Seguimos subiendo, esto es una tortura, sobre todo teniendo en cuenta que ya va siendo hora de comer.

     camino complicadillo

    Nando se acerca a un asador pero no le convence la carta, continuamos por una carretera ondulada que no permite ni un minuto de relajación en llano.

    Finalmente, encontramos un lugar para comer que nos convence: el asador Nikolas. Se encuentra antes de Venta de Orio, tiene una pequeña terraza ideal para dar de comer a 12 SanchoPanzas hambrientos y sudorosos. Pedimos comida para por lo menos 20, tenemos un hambre feroz: Ensaladas, tortillas de Bakalao, Pollo, Bacalao y postres caseros. Todo por 28 € por barba, no está mal. asador NIKOLAS

    Durante la comida, una gallina se mete en la terraza en busca de comida. Según nos dicen otros comensales, es una gallina valiente que suele merodear por la terraza buscando comida. De repente, Gabi y Julio se abalanzan sobre el pobre animal, quieren conseguir la primera presa del camino. La gallina no se deja atrapar, comienza a saltar y a cacarear, les hace 2 quiebros y sale disparada a la carretera. No pudo ser, la gallina está acostumbrada a lidiar con vascos y 2 simples SanchoPanzas no son suficientes para atraparla.

    las gallinas que entran por las que salen

    Apuramos los chupitos y volvemos a ponernos en marcha. Lo que cuesta reanudar la marcha tras la comida que nos hemos metido!!!!!!!!!! Pero hay que continuar, el objetivo era llegar a Deba pero claramente no llegaremos.

    Venta de Orio

    El camino comienza otra vez para arriba, no viene mal para hacer la digestión. Y luego sigue con un continuo subibaja, como no podría ser de otra manera...... Esto empieza a ser una tortura.

    En varias ocasiones atravesamos fincas, teniendo que abrir y cerrar las cercas. esto no se acaba nunca..

    El paisaje en esta zona es típico de montaña del norte, lleno de montes y muy verde. en filase nos echa la tarde encima

    Más adelante empieza una zona cuesta abajo, la bajada es muy técnica con piedras por todos los lados.

    Aquí empiezo a darle caña, hay que disfrutar (en mi caso solo disfruto en las bajadas y en las comidas, las subidas son un jodido via crucis). A mitad de la bajada nos paramos para reagruparnos, en ese momento siento un intenso dolor de cabeza. Al principio no se muy bien a qué se debe pero poco después me doy cuenta que tanto traqueteo en la cabeza bajando ha hecho que la resaca de sidra haya vuelto a mi cabeza.

    Madre mía, estoy cansado de pelotas y encima noto una resaca del kopón!!!! Ya veremos como acabo la etapa.

    Continuamos la marcha y llegamos a Orio. En ese momento Rober busca un tren para volver a Irún, el resto seguimos. En el pueblo están jugando un partido de fútbol y la megafonía tiene puesto a toda leche el himno del equipo: ¡Aupa Orio, aupa Orio!

    junto a Orio

    Zarautz

    Poco después llegamos a lo que creemos que es Zarautz, nos paramos para reagruparnos. Continuamos y nos damos cuenta de que aún no hemos llegado. Joder, esto no se acaba nunca y tengo la cabeza como una maraca por la resaca. Y encima me molesta también el estómago.

    En fin, tras un rato dándole a los pedales llegamos a un alto donde se divisa Zarautz y su esplendida playa. Bonito de pelotas, estos vascos tienen una tierra privilegiada. Descendemos a toda leche por una carretera y vamos al paseo. Pasamos por delante del restaurante de Arguiñano y fotos de rigor en el paseo de marítimo.

    Junto a Arguiñano

    Vamos en busca del albergue, cuando llegamos nos dicen que está lleno. Está anocheciendo y no tenemos donde dormir. Barajamos ir a buscar al cura para que nos de cobijo, también ir a Deba de noche por carretera (si llegamos a hacer esto a Pablo le da un patatús). Al final acabamos en un hostal en la plaza del pueblo (Plaza de la Música), en ese momento está llena de gente que observa la caravana de SanchoPanzas en el pueblo.

    Nos alojamos en 6 habitaciones dobles, el calentador de los baños solo tiene agua caliente para uno por habitación. De esto nos damos cuenta después de ocupar la habitación. Salimos a cenar, 6 de nosotros olemos a rosas y los otros 6 a choto del cantábricoWink.

    En la plaza se puede observar uno de esos murales abertzales, ponen la cara de un angelito que a saber lo que habrá hecho. pobre angelito...

    Empezamos a buscar un sitio para cenar, Nando se vuelve a la habitación sin cenar, al parecer le ha sentado mal la comida. Muy jodido debe estar para saltarse la cena, con la paliza que nos hemos dado Nando se come a Cristo por los pies si está en condiciones normales.

    Al final cenamos pasta en un garito del paseo, el sitio fue de los menos destacables de este Camino de Santiago. Y después todos a dormir.

    Cronista: Julián.