Club Ciclo-Gastronómico SANCHO PANZA
Páginas visitadas: | Contacto Contacto | RSS |   
Volver a inicio
 
 

Alcalá-Anchuelo-Santorcaz-Pioz-Loranca-Escopete-Yebra-Pozo-Fuentenovilla-Perales-Anchuelo-Alcalá

  • 18/10/2009

    Datos de la Ruta

    Distancia: 115,10 km
    Duración: 6h 51m
    Vel. Media: 16,77 km/h
    Vel. Máxima: 55,34 km/h
    Desnivel acumulado: 1620 m positivos

    Asistencia:

    Mariano, Raúl y Tony

    Narración

    Domingo, son las 6 y pico de la mañana y suena el despertador. Joder, resulta que voy a madrugar más hoy, domingo, que el resto de la semana... pero bueno, como dice el refrán "Sarna con gusto, no pica".

    La noche antes dejé preparada la ropa para no molestar mucho a esas horas, hoy estreno el culote pirata de la equipación oficial de los Sancho Panzas, creo q será un buen día para un pirata por aquello de que, previsiblemente, a primera hora hará fresquito pero a partir de mediodía está haciendo calorcito últimamente. Me visto de romano, manguitos incluidos que son muy útiles en estas ocasiones, desayuno de plátano y un donuts de chocolate y salgo rapidito para la churrería donde hemos quedado, a estas horas El Patri no está abierto. De camino Mariano está sacando la bici del coche pero me voy para la churrería para que nos vea Raúl y se vaya preparando, que ya andará por allí, y ya puestos, pues tres cafés, calentemos el cuerpo que no hace fresco si no frío, estamos a unos 5ºC.
    Colocamos las luces, aún es de noche, claro, en los manillares, menos Raúl q no le entra porque es uno de los gordos y esta sujeción no es suficientemente ancha. Le tocará llevar la luz en la mano o hacer alguna ñapa. Reseteamos los cuentas y GPSs -hoy llevamos dos- y salimos, la jornada se anuncia más que larga, larguísima, casi 100 km hacia el sur, hasta un pueblo llamado Yebra que ninguno conocemos y que casi ninguno sabría situar en un mapa.

    Veinte minutos más tarde salimos y nos dirigimos hacia el Parque Natural cruzando la ciudad, es de noche y apenas hay tráfico, nos cruzamos con un tío que pasea a su perro y con varios que vuelven de la fiesta nocturna pero poco más.
    Entramos al Parque y subimos por la pista, por el camino de los catalanes hasta la barrera, con las luces encendidas y tranquilos, la etapa se promete muy larga y no conviene desgastar innecesariamente. Aunque suene raro, se agradece la subida, Mariano y yo tenemos las manos heladas, hemos salido con guantes cortos y se nos quedan los dedos como cubitos de hielo, además en el parque la temperatura siempre baja al menos un par de grados.

    DSCN3568.JPG DSCN3567.JPG DSCN3570.JPG

    Con el sol ya despuntando en el horizonte, seguimos el camino habitual hasta Anchuelo y luego, en lugar de seguir el track marcado hasta Santorcaz que cogía un tramo de carretera, subimos por las antenas. Mariano lidera el grupo y detrás voy yo, y algo detrás Raúl que, como nunca ha hecho algo tan largo, decide, con muy buen criterio, conservar. En la subida nos adelantan varios 4x4, ya ni los cazadores son lo que eran y resulta que han quedado arriba pero ¡¡¡a más de las ocho de la mañana!!!.

    DSCN3572.JPG DSCN3576.JPG

    DSCN3585.JPG DSCN3588.JPG

    Llegamos a Santorcaz -parece mentira, normalmente ese puede ser el punto más lejano de cualquiera de nuestras rutas y hoy ni hemos parado para llegar ahí y apenas estamos empezando- y a partir de ahí los caminos ya empiezan a ser nuevos o casi, ya que el que nos lleva hasta Pioz lo hicimos la semana pasada. Cruzamos el pueblo dejando a un lado el castillo y seguimos dirección Loranca.

    DSCN3590.JPG DSCN3591.JPG DSCN3592.JPG

    El tramo hasta Loranca no es muy largo y bastante fácil, lo pero es que la entrada al pueblo, que está en un valle, es en bajada, y eso es augurio de cuestas Cry

    DSCN3593.JPG  DSCN3594.JPG

    Y en efecto, la salida del pueblo es por una pista que sube hacia el monte del otro lado y a la sombra. Voy cantando como baja la temperatura, en cuestión de minutos la temperatura baja unos 5ºC y llegamos a ponernos a 2ºC, la sensación de cubitos en los dedos reaparece, ¡¡qué frío!!. La parada en el pueblo, aldea casi, no me ha sentado muy bien, y entre eso y el frío las paso canutas subiendo, esta rampa se las trae.

    DSCN3595.JPG DSCN3598.JPG DSCN3599.JPG

    Aquí también nos hemos saltado un atroche que marcaba el track y que subía por algún sitio a medio monte, de hecho, ni siquiera hemos visto dónde se podía coger, pero, si existía y no era un error del track, seguro que era un senderín súper duro. Llegamos arriba y seguimos dirección a Escopete, este tramo es muy largo y ya va haciendo hambre, así que decidimos hacer parada para comer algo de fruta y barritas allí y la parada larga en Yebra, a media ruta. En Escopete, otro pueblo de los pequeños pequeños donde las urbanizaciones de chalet aún no han hecho su aparición, disfrutamos de la tranquilidad de sus calles, nos cruzamos con 2 niñas y un adulto, y de su ‘pabellón cubierto' Tongue out

    DSCN3600.JPG DSCN3601.JPG DSCN3602.JPG

    El siguiente tramo hasta Yebra no es especialmente duro, pero si largo, muy largo, llevo las piernas ya muy tocadas, la salida de Loranca y el frío no me sentó nada bien, y estoy pidiendo un tiempo muerto urgentemente. Afortunadamente llegamos a Yebra entre comentarios sobre de qué será el bocata que nos vamos a meter, gana por goleada la tortilla de patata. Tras cruzar el pueblo buscando un bar, un abuelete nos dice dónde hay uno abierto, en la carretera, cómo no, frente al novísimo ayuntamiento del pueblo que, por cierto, es uno de los que se estaban planteando como posibles albergues de un cementerio nuclear. Hay varios carteles de protesta en sus calles.
    El bar estaba abierto, pero de cocina nada, así que nos tenemos que conformar con unos montados de jamón, desde luego no son una tortillita de patatas, pero con el hambre que hay nos habríamos comido cualquier cosa. Menos de 30' de parada y seguimos nuestro camino, nada más montarme me doy cuenta de que las molestias que llevaba en las dos rodillas no me van a abandonar sino más bien todo lo contrario, ya tengo compañía asegurada para unos cuantos días. El camino hacia Pozo de Almoguera no es duro, pero a mí se me está haciendo durísimo.

     

    DSCN3603.JPG

    Hasta Fuentenovilla no hay mucha novedad, tan solo que el mundo está lleno de digamos maleducados que deciden tirar los restos de sus obras en medio de un camino y me falta un pelo para darme una leche histórica ya que, en una bajadita, se me engancha un cascote entre el tirante trasero y uno de los radios, se bloquea completamente la rueda y me derrapa de atrás, el susto es morrocotudo pero, por suerte, me mantengo en pie. La piedra se ha quedado ahí, perfectamente encajada, doblándome un radio y rayando el tirante. ¡¡Menudo susto!!.

    La salida de Fuentenovilla tiene una bajada larga y ancha, voy pendiente del GPS para no pasarnos el desvío, pero aviso muy tarde del cambio de dirección, me cruzo de lado a lado de la pista, Mariano frena y se queda al otro lado y Raúl pasa como una exhalación entre los dos rozando a Mariano. La leche podría haber sido tremenda y le ha pasado muy pero que muy cerquita... Raúl, hay que arreglar esos frenos!! Wink

    El camino hacia Pezuela, tras un tramito de carretera, transcurre por un valle que lo hace bastante bonito, incluso verde, teniendo en cuenta que llevamos meses sin ver la lluvia, eso es digno de destacarse. El terreno está blandito y las piernas se van cargando más. Esto se está haciendo largo pero ya vemos Pezuela de las Torres.

    ¡¡Mecagüentó!! Yell por supuesto el pueblo tiene que estar en alto de un monte y con fea pinta. Enseguida me quedo atrás y paso de ver grandes culos, a pequeños culos y a ningún culo poco después. Una paradita en la subida, hay unos chavalitos bajándola derrapando con sus bicis para impresionar a una pibita y luego un abrevadora de los de toda la vida. Un minuto de aire y seguimos hacia arriba. La puñetera cuesta se va endureciendo según nos acercamos al pueblo y pasa de ser una pista, a un camino y, al final, un senderín entre las hierbas. Llego arriba fundido, y unas niñas que andan por allí jugando me dan ánimos, y la verdad es que se agradecen.

    Desde Pezuela el camino continúa hacia Anchuelo de nuevo, nos acercamos a terreno conocido ya que saldremos justo a las antenas. Dadas las horas que son no podremos terminar la ruta por lo que marcaba el track e irnos hacia Villalbilla y decidimos bajar hacia Anchuelo y volver por el Parque Natural. Con todo y con eso, vamos a llegar alrededor de las 15h, hora y pico más tarde de lo previsto.

    DSCN3604.JPG

    No va a haber tiempo para cervecitas, todos tenemos prisa por llegar a comer a diferentes sitios, así que la despedida es rápida. Desde luego nos hemos ganado la comida (y la cena y el desayuno del día siguiente por lo menos!!!) con una paliza de 115 km, una de esas salidas que no se hacen con mucha frecuencia.

    Se ha echado de menos a varios miembros que seguro habrían estado aquí de no ser por motivos varios, así que la semana que viene habrá que hacer alguna otra ruta que les compense de la que se han perdido.

     

    ¡¡¡Esta ruta ha sido histórica!!!.