Club Ciclo-Gastronómico SANCHO PANZA
Páginas visitadas: | Contacto Contacto | RSS |   
Volver a inicio
 
 

Alcalá-Parque Natural-Anchuelo-Santorcaz-Anchuelo-V-Parque Natural-Alcalá

  • Galería | Perfil | Mapa | Tracks

    16/10/2011

    Datos de la Ruta

    Km: 40 km
    Velocidad Media: 15,4 km/h
    Duración de la ruta: 2h 37min (parados 1 h 20´)
    Vmáx: 45,5 km/h
    Desnivel acumulado: 605 metros

     

    Asistencia:

    Nando, Gabi, Rafa Crespillo, Edu, Sergio (Cherokee), José Luis (el nuevo), Pedro

    Narración

    Llegamos a la esquina junto al Rincón, esta vez se espera en la calle, porque la churrería parece que ha cerrado y en nuestra Sede Social abren un poco más tarde. Algunos llegan pletóricos, otros un poco más cascados, por las gastroenteritis, catarros y por las copas del día anterior y haber transnochado.

    Comenzamos rodando por el parque, vamos a subir por Irlanda... cuando de repente vemos una trialera, y pensamos (por muy poco tiempo)... ¿por qué no vamos por ahí? Sobre la marcha Nando intenta subir, pero se queda a mitad de trialera, Gabi tira para arriba y consigue subir y Nando detrás, y luego el resto, unos casi entera y otros casi nada... El caso es que una vez superada la primera rampa se suaviza y se hace algún sube y baja, con zonas no aptas para gente con vértigo.

    Tras subir hasta la barrera (o puerta verde), continuamos por las crestas, en ella podemos ver el pique entre Gabi (pletórico tras la fuerza que le dieron los rones de la noche anterior) y Sergio (Cherokee), en el que finalmente gana Gabi, entre otras cosas, yo creo que porque acababa cuesta abajo, y ahí es imbatible...

    Posteriormente, rodamos hasta Anchuelo, y hacemos una parada en la terracita, para tomar un café y picar algo, ahí casi sufrimos la pérdida de la montura de Gabi, un motero da marcha atrás, tira la bici... pero afortunadamente, no la pisa... Bueno, sólo quedó en un susto...

    Tras este reportaje, nos ponemos a subir las antenas, ahí hay un nuevo duelo entre Cherokee y Gabi, comienzan a subir con fuerza, Nando y yo los perdemos un poco de vista, y al doblar en la curva una vez que se había suavizado la pendiente pensábamos que les habíamos pillado, pero no, era un cadáver que recogimos por el camino. Éllos estaban a lo lejos, si no me equivoco ganó Cherokee.

    Una vez llegamos a Anchuelo y nos reagrupamos, comenzamos a bajar por esa bonita trialera que hay entre los dos pueblos, Nando va delante, abriendo camino, y los demás le seguimos, como pudimos ¡¡¡Iba follao!!!, y la verdad que aquí se le pasaron todas las molestias del catarro que convalece, hay que decir que nos lo pasamos como enanos, y como se dice la veteranía es un grado, los paketes no pudieron con los veteranos... je, je... se hicieron dos grupos, si bien todos bajamos a un ritmo bastante bueno, y no hubo piñas, aunque si algún susto.

    Luego nos dirigimos hacia la V, yo paro para coger aire tras las primeras rampas, Nando, más valiente, intenta subir sin parar y no puede, Gabi lo intenta (también sin parar) y casi hacer la primera parte, el resto no pudimos, después subimos hasta la cresta por un camino con buena pendiente. Una vez arriba, rodamos como si estuviéramos poseídos, en cuanto veíamos una pequeña bajada, aunque hubiera piedras, volábamos, aquí era el único momento en que Cherokee se descolgaba, aunque estaba muy fuerte.

    Una vez tomado un tentempié, llegamos a la zona de bajada por la pista, que nos lleva hacia el bosque del Ecce Homo, y tras la bajada, nos desviamos hacia la senda que baja al tubo, sube baja, peralte arriba, peralte abajo, algún escalón y finalmente llegamos al tubo, disfrutando otra vez como niños.

    Finalmente, volvemos por la pista a la reserva, y hay sprint entre este cronista y Gabi , que arrancó desde atrás, la foto finish determinará el ganador...

    Después, intentamos ir a lavar las bicis, pero había mucha gente, ¡qué buena la excusa, tenemos tiempo para otra cerveza). Para finalizar como se debe, acabamos en el Rincón, con varias Jarras y Cañas, bocatas para casi todos, alitas de pollo, croquetas, calamares, y bla, bla, bla, bla...

    El caso es que fue una ruta completa, tanto en lo ciclista, social y gastronómico, en la que volvimos a contar con la presencia de José Luis, que empieza a ser asiduo, y que la verdad mantuvo en tipo en todo momento, tanto cuesta arriba como en los descensos.

    Pedro