Club Ciclo-Gastronómico SANCHO PANZA
Páginas visitadas: | Contacto Contacto | RSS |   
Volver a inicio
 
 

Turbón Tour - AramonBike

  • 16/07/2010

    Datos de la Ruta

    Día 17

    Distancia: 66,9 km
    Duración: 6h 1m
    Vel. Media: 11,1 km/h
    Desnivel acumulado: 2115 m positivos

    Día 18

    Distancia: 44,4 km
    Duración: 3h 58m
    Vel. Media: 11,2 km/h
    Desnivel acumulado: 1317 m positivos

    Asistencia:

    Mariano, Alfonso y Nando junto con Oriol, Xavi (www.agolpedepedal.com), Alex y Jorge (www.biciblog.com), Mercedes y MªJosé(misrutasdesenderismoybtt.blogspot.com), José y Gema (www.mountainbikeymas.com) e Íñigo (www.aramonbike.com)

    Narración

    Meses atrás recibimos la invitación de AramonBike vía e-mail. Nos invitaban a probar una de sus rutas de Montaña por el Pirineo Aragonés. Naturalmente aceptamos encantados. Una oportunidad como ésta para hacer una verdadera ruta de BTT y conocer BeTeTeros no se podía desperdiciar.Laughing

    Tras dos cancelaciones por mal tiempo por fin se fija la fecha para el fin de semana del 17 y 18 de Julio. Al final el recorrido será el Turbón Tour. Un pedazo de ruta de 107Kms y 3400m de altitud acumulada a ciclar en 2 etapas.

    Es el mismo recorrido de de la Turbón Tour Non Stop que se celebrará el próximo día 4 de septiembre. La diferencia es que, como su nombre indica, se hace en una sola etapaSurprised. ¡¡¡Para superhombres!!!

    Varios meses esperando y por fin vamos a salir. La paliza son 5 horitas de coche, pero cargamos la Altea de Mariano (¡Cómo la vamos a echar de menos ahora que la ha vendido!) y emprendemos el camino. Llegamos pasadas las 21:30 y aparcamos junto al hotel donde dormiremos.

    Llegada a El Port de Suert

    A esas horas ya nos está esperando Pere e Íñigo de AramonBike y la mayoría de participantes. Cenamos juntos en Can Manolo de tapeo. Las racioncillas un pelín pequeñas para nuestro gusto aunque con bastante variedad. Hay que tener en cuenta que el nivel gastronómico de nuestro club está bastante altoTongue out

    Durante la cena además de las explicaciones de Pere y de Íñigo (que será nuestro guía los dos siguientes días) nos llevamos la primara sorpresa. Nos dan el Kit de bienvenida de la ruta: Bote de agua, bebida isotónica, papilla recuperadora y barrita. Además un portaMapas para la bici, un mapa de la ruta (de calidad... nada de mapas malillos), y el Roadbook

    Además de un detallazo, a vista pasada, nos parece que todo era francamente imprescindible:

    - La ruta de los dos días siguientes es suficientemente dura como para que no sobre nada de comida/bebida que puedas llevar. Consejo para quien quiera hacerla: una camelback con agua y un buen montón de barritas (frutos secos,etc...) son imprescindibles

    - Por otra parte otro de los atractivos de la ruta es que carece de indicaciones. Lejos de ser un problema es un atractivo aun mayor. Aunque llevabamos GPS fuimos capaces de seguirla de principio a fin, sin ningún problema, siguiendo las indicaciones del roadbook. Eso si, es necesario apoyarse en un cuentakilómetros o altímetro para tener referencias y poder seguirlo sin problemas. Mi experiencia en este punto fue sin duda muy gratificante. Laughing

    Tras la cena, café, chupito y directos a la cama que al día siguiente hay que madrugar.

    17/07/2010 El Pont de Suert - Vilas de Turbón:

    A la mañana siguiente, todos listos, desayunados y ¡A comenzar la ruta!

    ¡Por fin salimos!

    Salimos de la plaza del Ayuntamiento, un par de zigzageos, cruzamos un puente y comenzamos a subir suavemente. Eso sí, por asfalto. Se nota en las caras de los participantes que estábamos deseando que este momento llegara:

    Por fin en ruta

    Pequeño tramo asfaltado y enseguida nos desviamos por una pista con una pendiente más que razonable y con bastantes piedras sueltas. Este tipo de pistas serán una constante en toda la ruta. Salvo algún tramo puntual no hay pendientes insuperables y todo es ciclable, pero las piedras endurecerán las subidas constantemente.

    El desvío nos lleva hasta un pueblo abandonado (Gabaret) donde hacemos el primer agrupamiento. Somos 12 en total y lo ideal es hacer la ruta lo más juntos posible a pesar de los diferentes niveles.

    en el pueblo abandonado

    Desde allí el camino bordea suavemente la ladera de los montes. Uno de los tramos más tranquilos de la ruta que termina incluso con alguna bajada entre bosques bastante bonita.

    durante el descenso

    Primera bajada y primeras caídas... Primero se cae Jorge, que se lleva de recuerdo los dientes de su plato marcados en el gemelo, después Alex de lleva una rama con el hombro y, como no podemos ser menos, decido darme la leche tonta del día.

    Pista de piedras sueltas, curva que paso sin problemas, riachuelo que cruza y no sé que leches hago que me doy una leche a una velocidad razonableYell ¡¡¡¡Mierda!!!! ¡¡¡si ya decía yo que llevaba la rueda delantera con demasiado aire!!! Brazo raspado, golpes varios pero sobre todo me he clavado algo en un gemelo y duele de la leche.

    Sin más contratiempos llegamos a Bonansa donde tomamos una cervecilla y cogemos un botaca para comer (luego veremos que un solo bocata para toda la ruta se nos antojará justito). Me tomo un anti-inflamatorio porque de la leche me duele todo... y Mercedes me cura los arañazos del brazo (¡¡¡Gracias Mercedes!!! ¡Qué bien llevar una médico en el grupo!)

    Cada participante de la ruta lleva una tarjeta con un Chip para ir registrando su paso por los puntos de control. Fichamos al llegar y al salir de nuevo.

    fichando a la llegadaFichando al salir

    La salida es por carretera hasta coronar el puerto de Bonansa. Una tachuela sin demasiado interés. En lo alto la ruta desciende de nuevo por carretera, pero Íñigo nos hace un ofrecimiento que no rechazamos. Hay una bajada paralela que discurre por un GR15.

    La bajada es técnica, bastante técnica, pero todos las disfrutamos y la bajamos subidos en la bici casi al 100%

    bajada paralela de Bonansa

    Y como acabamos de bajar solo puede tocar subir... Otra buena subida, esta vez por campo. En lo alto hacemos otro agrupamiento en un refugio en lo alto del Colt de Selbaplana

    en otro refugio

    Y bajamos para parar poco después para comer los bocadillos junto a una fuente, junto a La Muria. Un sitio entre peñascos realmente bonito. El agua bien fría se agradece de verdad.

    parada para comer

    Desde aquí comienza otra de las duras subidas por pistas pedregosas. Esta vez bien larga, y toda ella por pista hasta llegar el Collado de Montañeta de Gabás. A tramos la pista desespera. No es la típica pista de terreno uniforme sino que tiene tramos con muchas piedras sueltas, de mayor y de menor tamaño. Si sumamos la dureza y longitud de la subida al terreno la subida se hace con bastante sufrimiento.

    Como no me cansé de decir al resto de BeTeTeros ¡Cómo tracciona de bien en estos terrenos sueltos mi TREK FUEL EX8!Laughing. La verdad es que con el terreno bastante pedregoso y las bajadas de Enduro que hicimos es altamente recomendable llevar una bici doble (aunque no es ni mucho menos imprescindible)

    La subida hasta el collado nos deja unas vistas y caminos impresionantes

    subida durillaMariano sin apenas sufrimiento

    El turbón desde lo alto del Collado

    Desde lo alto hay que seguir la pista hasta desembocar en un cortafuegos. Allí de nuevo tenemos unas vistas preciosas del Turbón

    con el Turbón al fondo

    por el cortafuegosAlfonso antes de la bajada

    A partir de aquí una bajada interminable de varios kilómetros. Los primeros por una trialera espeluznante. Ya sabéis lo que me gusta tirarme por trialeras. Esta era ciclable o al menos tenía pinta de que se podía intentar, pero estaba llena de cantos sueltos y piedras de punta.

    Naturalmente lo intenté así que me lancé el primero tanteando un poco el terreno. Primeros metros, primera vez que clavo la rueda y primera vez que tengo que poner la mano en el suelo. Mala suerte. La pongo encima de un seto de los que podeís ver amarillitos en las fotos... ¡Todo pinchos! aun hoy me estoy quitando pinchos de la manoYell

    No desespero y sigo intentándolo... Esta vez aguanto un poco más, pero al final clavo la rueda, no puedo sacar el pie de la cala y caigo sobre el gluteo ¡Encima de una piedra! Cinco días después puedo deciros que el color negro del moratón está tornando una mezcla entre morado y verde

    Pero yo "erre que erre". Sigo tirando para abajo. Escalón gordo, bajo, salgo de orejas y... el manillar de la bici me pilla la pierna contra el cuadro. ¡JODER QUÉ DOLOR! para que os hagáis una idea del impacto, el cuerno de la bici se movió hacia arriba y tuve que aflojarlo y colocarlo en su sitio.

    Toda mi vida en bici sin apenas caídas que me dejaran marcas. El sábado del Turbón 4 caídas y más cardenales que el Vaticano Cry

    Por fin llego al final de la trialera acalambrado de la tensión de la bajada. Allí nos reagrupamos y me doy cuenta de que ¡he vuelto a perder mi cuentaKilómetros! Antes de la comida lo perdí y me lo encontró Íñigo. Esta vez se quedará en la trialera...

    Prolongamos la bajada unos kilómetros más, esta vez por pista ancha con sus curvas de herradura. ¡A toda pastilla! Disfrutamos como locos aunque tiene su peligrosidad por lo resbaladizo de las piedras. El día va pasando factura, apenas tenemos agua y, tras un tramo de carretera, llegamos a la fuente de San Marcos. No sabemos qué tendrá ese agua, pero la gente del lugar se llevaba bidones y bidones a su casa...

    Fuente de San Marcos

    Estamos deseando terminar la etapa del día. Desde allí, en ligero ascenso continuado, todo por carretera hasta llegar a Vilas del Turbón. En el último kilómetro "el tío del mazo" me ataca en toda regla. Afortunadamente Mariano lleva un paquete de pasas que devoramos como lobos.

    En apenas 10/15 minutos llegamos el grupo al completo al Balneario donde nos alojaremos esa noche. A pesar de los diferentes niveles todos nos hemos portado en condiciones y hemos disfrutado la etapa en toda su extensión.

    Tras una ducha nos espera una buena cena en grupo. A falta de pasta y arroz buenos son los Entrecots Tongue out

    entrecotOriol y Xabi

     18/07/2010 Vilas de Turbón - El Pont de Suert :

    Son poco más de las 9 de la mañana y ya estamos en marcha. Se nota el machaque del día anterior y cuesta ponerse en marca. A ver si entramos en calor pronto (no sabíamos lo que nos esperaba) y despierta nuestro cuerpo. Nos han dicho que empezamos subiendo, pero no sé porqué me había quedado con la idea de suaves pendientes y asfalto... pues ni una cosa ni la otra.

    salida 2ª etapa

    Según salimos del pueblo cogemos una pista que asciende hacia el depósito del agua del pueblo que enseguida dejamos atrás para continuar subiendo.
    Como el día anterior se van haciendo grupos según las fuerzas. Poco a poco la pista se va complicando pero a la vez se va poniendo más bonita: pasamos de una zona con poca vegetación a adentrarnos en un bosque. Aquí se notan los máquinas, siguen subiendo con plato mediano cuando algunos ya tiramos con el pequeño... la "pista" es como la de ayer, la mucha piedra suelta hace todavía mayor el esfuerzo por mantener el equilibrio y rebasar esos obstáculos. En el intento de superar uno de esos pequeños obstáculos, esta vez una raíz, planto pie en tierra... mejor dicho en agua, el único charco que había en la pista y yo me encargo de pisarlo J, se me salió la cadena y di pedaladas en vacío, menos mal que puede sacar los pies de los automáticos, si no va algo más que los pies al agua, jeje.

    nos agrupamosla subida se las trae

    Las piernas notan el acumule de kilómetros y desnivel, pero tanto ellas como la cabeza quiere más: se disfruta de la pedalada y del paisaje, sobretodo de esto último, no es el mismo paisaje continuamente, por ejemplo, en los pocos kilómetros que llevamos hemos pasado de un paisaje abierto y con poca vegetación a introducirnos en un bosque. Y ayer fue igual, cada valle es diferente en cuanto a geología, flora... no te cansas de andar, mirar estos parajes.

    Terminamos la subida y hacemos la segunda parada para reagruparnos. Se nota que ya hemos ido cogiendo confianza entre integrantes del grupo y el ambiente se entre nosotros se va haciendo más cálido. Desde aquí las vistas del Turbón, montaña que hemos terminado de rodear hoy, son impresionantes.

    El Turbón desde Collado de Planatuzal

    Poco antes de completar el collado

    Las dos CántabrasAlfonso haciendo cumbre

    Íñigo nos indica lo que se nos presenta en los próximos kilómetros: bajada y larga. Al poco de empezar noto un ruido raro en la bici, algo tengo suelto, bueno, creo que aguantará hasta abajo, pero cada vez suena más o me estoy obsesionando y me lo parece, así que paro. El sillín, se ha aflojado el sillín... la primera vez raro, pero Íñigo me dice que es normal por el traqueteo que le estamos dando a la bici, es más, sin ir más lejos ayer a él se le rompió el cambio. Frown

    Nada, aprieto y continuamos bajando, como sale el bote del portabidones opto por meterlo en el bolsillo del malliot, si no me veo sin él. Termina la bajada por pista, ha sido divertida pero para bajar con cuidado mucha piedra suelta y mucha pendiente que hacía embalar la bici y al menor descuido se puede tener un susto, cosa que no preocupaba a todos ya que algun@s bajaron a toda ostia... Llegamos al pueblo de Ballabriga, cogemos agua aunque en breve pararemos a tomar un refresco. Hoy también está siendo un día muy caluroso y sigo sudando a mares, si ayer llegué a beber 6 litros durante la ruta hoy llevo el mismo camino.

    Desde Ballabriga la bajada se hará por pista asfaltada, lo cual hace que cojamos más velocidad y tenemos el primer susto del día. Alfonso baja a tope pero le sorprende una doble curva y se "cuela" en una curva a izquierda: toma la curva pero al final se cierra más de lo esperado, rectifica pero le derrapa de atrás y se va "pa lo verde", bueno realmente se da contra las zarzas y el muro que había en el exterior de la curva, con tan buena suerte que quedó parado, sentado sobre la bici y en vertical apoyado en el muro. Una caida muy elegante segun Xavi y Oriol que la vieron en primer plano.

    Consecuencias: un poco magullado el hombro derecho y arañazos y pinchos en la parte derecha de su cuerpo. Después de comprobar que no se había hecho nada y de reírnos un poco seguimos y llegamos al monasterio de Obarra, foto de rigor

    monasterio de Obarra

    y continuamos un kilómetro hasta el bar donde tomaremos una Coca-cola y un bocadillo. Aparentemente no hemos hecho mucho pero el cuerpo pide alimentos y todavía nos queda la última subida del día.
    Después de recargar agua seguimos "p'adelante" y volvemos a subir, esta vez por carretera, pero serán un par de kilómetros, hasta Calvera. De allí, y una vez agrupados, tiraremos por pista. El sol da de lleno y va haciendo mella. Antes de continuar por la pista, Íñigo nos indica cómo es la subida. Los dos próximos kilómetros son duros, mucha pendiente con piedra suelta, nos dice que se ha de apretar dientes y tirar para arriba que se hace. Luego la ascensión es más suave hasta el collado.

    En fin, nos ponemos en marcha, cuanto antes empecemos antes acabaremos. En nuestras cabezas empieza a estar la vuelta a casa y cuanto antes acabemos antes regresaremos, muchos al día siguiente trabajamos. La subida se hace dura, menos mal que tiene "descansos", zonas con menos inclinación que permite recuperar el aliento.

    Aun así en una de las curvas pongo pie a tierra al írse la bici. 5 metros más adelante vuelvo a subir y continúo. Con el calor que hace, la acumulación de kilómetros en las piernas y el desnivel se hace muy dura la subida y vas mirando cada poco el cuenta para ver cuándo acaban los dos kilómetros que nos ha dicho Íñigo. 300 metros antes de acabar vuelvo a poner pie a tierra por el mismo motivo que antes, ¿o fue por el calor? Ni lo sé, el caso es que en una curva con mucha piedra me vi de nuevo pie a tierra y caminando unos 25 metros, para llegar cuanto antes a una pequeña sombra que había antes de terminar con esta parte de la ascensión.

    Una vez allí me reuno con Alex y Nando y al poco se une Jorge. Mientras me hidrato llegan Íñigo y Oriol esprintando para ver quién la termina antes, ¡joder! Todavía les quedan fuerzas después de la subida... ¡qué máquinas! Como parece que resto tardarán en llegar y por no quedarnos "fríos" acordamos seguir hasta el alto y esperar allí, mejor que a mitad de subida como estábamos. Un poco más atras vienen Xavi, Alfonso, Mercedes ,Mª Jose junto con Iñigo que le van dando agua Alfonso ya que en la caida perdió uno de sus botes y se quedó sin agua en mitad de la subida. Gracias a Xavi e Iñigo que le pasaron un poco de su agua logró coronar bien aun así reconoció que lo pasó fatal, en su cabeza solo aparecian chorros de agua fresca y cada vez tenia mas sed.

    No he terminado de recuperarme y los cuatro que continúan me dejan atrás, así que vuelvo a parar y me tomo el gel que nos dieron el primer día y tomo más agua. Es mano de santo, aunque comienzo muy "atrancado" poco a poco noto mejoría y me permite hacer el resto de la subida (exceptuando algunos metros que me toca empujar por haber puesto pie).

    A pesar del cansancio me permite ir viendo el paisaje, ¡qué pasada! Aunque en ocasiones tus piernas te piden parar, tu cabeza te pide seguir y poder seguir disfrutando de semejantes vistas. Por ello Álex ha parado para hacer fotos, es cuando me uno de nuevo con ellos y aunque voy haciendo la goma llego con ellos a la cima.

    Estamos impacientes por continuar, en parte por ver más, en parte por seguir disfrutando de la montaña y en parte por acabar ya y regresar para casa (aunque parte de nosotros querría no terminar).

    De nuevo cambia el terreno, ahora pasamos a una zona de prados en bajada. Disfrutamos de la bajada teniendo cuidado de no embalarnos demasiado que la bici igual se puede ir de atrás. Como lo que queda es bajada, y les conozco, les digo que yo no bajo tan bien y que no se me vayan mucho porque no sé el camino de regreso, a ver si me voy a equivocar de camino. Al final vamos los cinco juntos. Pero todavía nos queda la última "tachuela" con porcentajes del 22 %. Lo siento... no hubo huevos Embarassed

    La hicimos empujando la bici con excepción de Oriol e Íñigo ¡qué máquinas! Aquí nos reagrupamos. Desde esta "terraza" divisamos... mejor dicho admiramos Pirineos, Íñigo nos indica dónde está el Aneto, Monte Perdido y otros que hacen las delicias de los que hemos hecho montaña. Desde esta cima vemos al siguiente grupo y les esperamos para hacer juntos la bajada.

    admirando las vistasla bajada hasta el repecho del 22%

    el aneto al fondose aprecia la subida ¿no?

    el sito más bonito de la ruta

    Tiramos hasta el Pont de Suert, nos quedan muy pocos kilómetros. Al poco de empezar me cargo la rueda, zona muy mala y yo me había lanzado... lástima, me iba a perder la última bajada de enduro que nos habían comentado. Hago el resto de la bajada con mucho cuidado, tanto la parte de pista como de asfalto, en esta última noto el extraño que me va haciendo la rueda, voy un poco acojonado. Menos mal que enseguida llegamos al pueblo, de donde habíamos partido el día anterior, parecía que habían pasado más días. 

    Una vez en él mientras unos se iban duchando otros lavamos las bicis. Recogemos las bicis en el coche y después de ducharnos y comer nos acercamos al local de Aramon para hacernos las fotos de rigor. Ya nos hemos dado los correos para poder intercambiarnos fotos y mantener el contacto. Y bueno regresamos a Madrid charlando de la experiencia y planeando una nueva aventura con todos los SanchoPanzas por estas tierras que seguro que querran experimentar despues de leer nuestra cronica.

    Blogueros o Globeros?Oriol show

    foto final

    Y esperando volver a repetir!!!

    PD: Saludos especiales a todos los asistentes:

    A Alex y Jorge que son unas máquinas de la bici
    A Xavi y Oriol por hacer la ruta tan amena
    A Mercedes y MªJosé que son unas máquinas. Ponen el motorcillo y no hay cuesta que se les resista
    A Jose y Gema que sufrieron de lo lindo
    A Iñigo por ser un guía excepcional y enseñarnos las bajadas buenas de las ruta
    A Pere y AramonBike por permitirnos disfrutar de una ruta perfecta para cualquier biker

    9 de cada 10 Bikers recomendarían la Turbón Tour ¡Anímate!