Club Ciclo-Gastronómico SANCHO PANZA
Páginas visitadas: | Contacto Contacto | RSS |   
Volver a inicio
 
 

I Nocturna BTT Sancho Panza 2010

  • Galería | Perfil | Mapa | Tracks

    • No hay perfil para esta ruta
      No hay mapa para esta ruta
      No hay tracks para esta ruta

    08/07/2010

    Datos de la Ruta

    Distancia - 40 km
    Duración 2h 04m
    18,85 km/h de media (casi 19km/h de media!!!)
    55,34 km/h de máxima (si, si, y recordad q era de noche)
    407 m desnivel acumulado 

    Asistencia:

    Rober, Nando, Gabi, Javilón y Tony (a la cena se apuntaron Julián y Kiko)

    Narración

       Bueno pues, antes de empezar, apuntar que casi no hubo nocturna porque recuerdo que una hora antes estaba llamando a Nando porque habia caido un chaparron de la ostia 5 minutos antes, y seguia haciendo viento. Pero al final le echamos un poco de valor los Sancho Panzeros y decidimos salir a la ruta, tambien la cena prometia mogollon y estabamos dispuestos a lo que fuera con tal de comer ese maraviloso cebon a la piedra.

      Cuando llegue a la cafeteria donde siempre, estaba Gabi, y enseguida llego Nando, ahi fue cuando me entere que  eramos 4 ante la hazaña. Nos acercamos a casa de Tony que vive al lado a echar aceite a la cadena etc... y Nando me enseño su pepino de linterna, que en realidad eran dos. Total que aun de dia nos pusimos en marcha cruzando Alcala charloteando... lo tipico.

      Llegamos a la cuesta del Zulema y yo que me creo que vamos a ir en grupito de buen rollo, pero siempre hay algun capullo que tensa la cuerda para medir las fuerzas de los demas. Nando y Tony  por delante Gabi y yo que nos quedamos, yo consigo ir haciendo la goma y al final hasta me flipo y paso a Tony que 50 adelante me pasa el a mi. Emocionante la subida, al limite. Poco despues llaman a Toni al movil, y era Rober, que yo no lo conocia, que venia de camino y quedabamos en el cruce de Torres. Conoci a Rober y reconozque que me impresiono porque es como el increible HULK disfrazao de ciclista, esta cuadrao el nota. Luego ya mas en llano cruzamos por el sendero de los cardos que te ponen las  piernas finas de pinchazos, hacia la via del Ave. Nos encontramos con Rober y animo mucho el ser uno mas, y llegando a Torres sprint en la entrada al pueblo, las piernas ya estaban calentitas. Ya saliendo de Torres hubo que encer las luces porque ya era realmente de noche, y es cierto las linternas que tenian estos son la polla, se ve el camino como si fuera de dia. Asi me paso que yo iba mirando donde ellos alumbraban y me como una rodera que casi voy al suelo.

      Llegamos a Loeches, dejamos las bicis en la terraza del restaurante, y nos fuimos como posesos a por una cerveza que estabamos secos.  Justo despues llegaron Julian y Kiko que no podian hacer la ruta, pero nos acompañaban en la cena. A partir de aqui empezo el festival gastronomico SANCHO-PANZA. que consistio en unas tapitas de entrantes, pero sobretodo esa delicia de cebon a la piedra que recuerdo que pedimos tres platos mas de lo previsto por que aquello estaba de muerte. La verdad es que nos dilatamos en la cena hasta pasada la una con los postres, licores... como corresponde.

      Y ahora lo que tocaba era volver a Alcala con la tripa llena, que yo me creia en plan globero, pero nada mas salir de Loeches ya empezaron a darle caña que yo con la tripa llena no podia ni seguirles. Enseguida llegamos Torres y un poco mas tarde en la recta del zulema que ibamos de charleta y disfrutando de la temperatura nocturna se engancharon los cuernos del manillar de Nando y yo, y de repente me vi en el suelo, no me jodas, me habia caido de la forma mas tonta. No fue nada, pequeñas heridas y algun raspon, pero nada relevante. Bajamos el zulema, entramos en Alcala, y recuerdo la sensacion que teniamos todos de que la vuelta habia sido mas corta, y efectivamente Tony que habia cronometrado dijo que tardamos unos 15 minutos menos en la vuelta. Por entonces Julian y Kiko que se volvian en coche habian mandado mensaje que se iban a dormir. Nuestro destino era el bar La Panaderia en la calle mayor, y no veas como mola a las dos de la mañana esprintar en plena calle mayor de Alcala de Henares. Llegamos, pero estaban recogiendo la terraza y nos teniamos que tomar la cerveza en el local, con lo cual optamos por ir a otra terraza en la via complutense cerca del parque O`Donell pusimos las cinco bicis en una columna y nos tomamos la ultima relajadamente despues del periplo nocturno que acababamos de hacer.

      La experiencia es muy reconfortante, aunque al dia siguiente tengas que ir a currar, y parece que no puede haber una Sancho Pancera nocturna sin caida, por lo que me han contado de ediciones anteriores, osea que hasta cumpli con la tradicion.